Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

30 de Noviembre 2005

Jerk

No, no corresponde a Joventuts d'Esquerra Republicana de Katalunya, pero la acepción familiar en inglés les va que ni pintada:

jerk: nombre 3 pey imbécil, gilipollas.

23 de Noviembre 2005

Como Al Capone

Chicago, 1931. Chile, 2005.

10 de Noviembre 2005

Israel, sí, gracias

En defensa de la única democracia de Oriente Medio; en defensa del pais fundado para acoger a los supervivientes de uno de los mayores crímenes contra la humanidad; en defensa de la primera víctima del islamofascismo: mañana estaré en Madrid, frente a la embajada de Irán, junto con los compañeros de radical.es.

Frente a la amenaza totalitaria del presidente iraní no caben matices. Hay que defender a Israel porque es de justicia: Europa ya abandonó una vez a los judíos a manos de los nazis y los soviéticos; no podemos dejarlos vendidos de nuevo. Hay que defender a Israel porque no puede consentirse que un estado amenace con la destrucción de otro, y que eso supondría sólo la caida de la primera pieza de un dominó mundial. Hay que defender a Israel porque es la trinchera, la primera línea de defensa contra el totalitarismo islámico. Hay que defender a Israel para hacer saber a los israelíes que su dolor y sufrimiento es sentido por otros en tierras lejanas.

Israel, sí, gracias

8 de Noviembre 2005

De bien nacidos

Una crítica fácil que nos hacen a los liberales es la de defender un modelo de sociedad egoista, de sálvese el que pueda, y el que tenga dinero. Nada más lejos de la realidad: lo que defendemos precisamente es una sociedad donde prime la solidaridad y la colaboración mútua por encima de la coacción y las imposiciones.

Es más: en nuestro pequeño quehacer blogosférico tenemos a una excelente persona que encarna perfectamente estos valores. Nuestro Daniel Rodríguez, que hoy cumple 30 añitos, es un tio que, sin pedir nada a cambio, ni material ni inmaterial, realiza una encomiable labor en liberalismo.org y en Red Liberal. No sé qué puede costarle en tiempo, dinero o esfuerzo el favor que nos hace a los bloggers alojados y sindicados en esas webs, porque nunca nos ha hecho ninguna insinuación al respecto. Su labor como administrador de esas webs es un ejemplo de cómo los liberales pueden ser perfectamente solidarios y trabajar por amor al arte.

Así, sólo queda agradecerle una vez más su esfuerzo, y en particular la amabilidad que tuvo al invitarme a este proyecto. Y desde luego, felicitarlo en una fecha tan señalada. Es lo mínimo.