Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

2 de Mayo 2011

El tridente que mató al monstruo

En un dia como hoy han caido muchas caretas. Y es que al final hay cosas que son sencillas. El mal existe, a veces se encarna en seres humanos, y cuando estos mueren, el mundo es un lugar mejor. Como el día en el que ha muerto Bin Laden.

Como en las películas de Chuck Norris, hoy todo parece sencillo, e incluso ZP ha felicitado a los buenos por la muerte del malo. Poco importa que haya sido en el fragor del combate o que haya sido ejecutado en un juicio rápido. Lo importante es que el ideólogo del terrorismo moderno (con permiso de Arafat) ha caido a manos de los SEALS. Y se ha disparado el ardor guerrero y la testosterona.

Yo era de los que creía que Bin Laden había muerto en los bombardeos de Tora Bora y que nunca aparecería su cadáver. Parece que esto último se cumplirá, y tendremos que confiar en que han recopilado suficientes pruebas para demostrar que Bin Laden no está con Elvis en el Area 51, sino que está bien muerto alimentando a los peces.

Y los guerreros que han hecho renacer el ardor del fascista justiciero que casi todos llevamos dentro han sido los SEALS, la élite entre la élite de las fuerzas especiales.

De paso lo que se ha despertado es el síndrome que aqueja a gran parte de la clase periodística de escribir documentándose lo justo: el síndrome de la prensa de kalidá. Para muestra un botón:

Conocieron un sonado fracaso en 1980, en la operación de rescate de los rehenes en la Embajada americana en Teherán. Pero sus éxitos, divulgados o secretos, superan con creces sus fiascos. Su naturaleza originalmente acuática se hizo patente, en 1985, en el rescate del transatlántico italiano 'Achille Lauro'.

Lo que pasa es que tirando un poco de Google parece que tal fracaso no fue de los SEAL. Buscando en la wikipedia la entrada sobre la Delta Force:

La unidad tomó parte en la Operación Garra de Águila, la misión que fracasó en el rescate de varios rehenes americanos de la embajada de Estados Unidos en Teherán en 1980. La misión fracasó debido a un accidente aéreo. Después de ese debacle, el 160º Regimiento Aéreo de Operaciones Especiales (Airborne), también conocido como "Nightstalkers", fue fundado y se hizo cargo del transporte del personal de Fuerzas Especiales a y desde las zonas de operación.

Pero como hoy se menciona en varios sitios que los SEALS estuvieron en esa operación...

En otro site:

April - Members of Delta Force participated in the all too familiar botched rescue operation in Iran. What had been months of planning and training went to waste, when at a refueling spot in the Iranian desert (code-named 'Desert One'), a helicopter crashed into a tanker aircraft. The end result was 8 dead servicemen, plus scores of others injured. The mission objective was to rescue American hostages trapped in the American embassy by Iranian Revolutionary Guard. This was to be Delta's "Entebbe," or "Mogadishu," but it went down in counter-terrorist history as one of the greatest tragedies.
En la wikipedia, sobre los SEALS, saltan de Vietnam a Granada, nada de Irán en 1980. Y en su página oficial se repasa su historia mencionándose que los actuales SEALS se organizan a partir de 1983.

En fin, tal vez haya algún fracaso en el historial de los SEALS, pero parece que el marrón de 1980 (que muchos consideran le costó la presidencia a Carter) no se les puede adjudicar.

Pero en cualquier caso lo importante es que hoy hay un monstruo menos en el mundo ensartado por un tridente empuñado por un águila.