Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

22 de Octubre 2010

Pues sí, es mejor

El nuevo gobierno, porque el que había difícilmente podía ser empeorado. Por cierto, no entiendo lo del "micrófono indiscreto", porque a menos que las imágenes de Cospedal y Arenas estuviesen tomadas con un zoom bestial y micrófono direccional creo que era bastante evidente que les estaban grbando. Pero vamos, que la simple salida de Aído y la desaparición de su ministerio y el de Vivienda ya son una gran mejora.



El contrapunto es la entrada del teleñeco ZaPajín, teleñeco sea cual sea su sexo, así que Blanco debería ponerse tranquilo y no ver machismo cada vez que un hombre abre la boca.

Pero como siempre en el caso de Zapatero lo más llamativo son las formas. Lo que se criticó a Aznar por cómo manejaba los nombramientos (y conocido es su cabreo cuando Pimentel dimitió antes de ser cesado), y ZP ha hecho lo mismo, con nocturnidad y alevosía. La mayoría de ministros se enteraron por la prensa de su destitución, y no me extrañaría que muchas de las lágrimas fuesen una mezcla de rabia y dolor por la puñalada. Gente como De la Vega, que lo ha arriesgado todo por ZP, ha recibido una patada lateral ascendente (o descendente, en el caso de Aído).

Pero aunque este gobierno sea mejor que el anterior, da miedo por varias cosas. Leire Zapajín en sanidad da miedo. Rubalcaba como portavoz, y hablando de mentirijillas en su primera comparecencia, también da miedo. Valeriano Gómez, diciendo que "nunca ha estado en contra de la reforma laboral" a pesar de estar en la manifestación del 29-S ya da una idea de su seriedad y credibilidad. Una comunista en medio ambiente y ZP cargándose la tan cacareada paridad son guindas del pastel que nos tendremos que tragar los españoles, desgraciadamente parece que hasta 2012.