Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

11 de Diciembre 2008

Sacra República Romana Germánica

Con retraso, no me resisto a comentar la astracanada de Joan Tardá con su grito de mori el Borbó. Uno puede ciscarse tranquilamente en la Constitución de 1978 sin necesidad de apelar al magnicidio (y más cuando quien lo reclama tal vez sería merecedor del tiranicidio; sólo tal vez, pero al fin y al cabo los políticos no son más que nuevos tiranos). Pero mezclar un acto republicano con un grito de la Guerra de Sucesión, donde sólo cabía la opción de dos reyes extranjeros es una auténtica bufonada.

Junto con la papeleta del voto habría que dar un número de cuenta corriente para que los votantes de cada partido pagasen a sus tiranos bufones, y que los demás sólo tuviésemos que aguantar sus estupideces y no encima pagarlas de nuestros exhaustos bolsillos.