Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

11 de Julio 2007

Liberalismo vivo

Acabo de leer el magnífico artículo de Daniel en el Juan de Mariana, y no puedo dejar de comentar otro artículo que viene como anillo al dedo publicado ayer en El Mundo-El Día de Baleares:

A pesar de la estafa intelectual y moral que supone tanto el falso liberalismo de UM como el liberalismo edulcorado de un Jaume Matas que, como apuntaba el martes pasado Joan Font Rosselló, apenas se le puede definir como liberal, siendo más apropiado calificarlo como un socialista que gestiona bien a la luz de la expansión ilimitada que ha experimentado lo público en sus años de gobierno, el verdadero liberalismo sigue ganando terreno en círculos cada vez más amplios de nuestra sociedad.

La semana pasada, del día 2 al 6 de julio, tuvo lugar en la Universidad Rey Juan Carlos (Aranjuez) el segundo curso de verano patrocinado por el Instituto Juan de Mariana, titulado El liberalismo ante los retos del siglo XXI.

Del artículo, que hay que leer enterito, cabe destacar el último párrafo, que alude a los puntos comunes entre liberales clásicos y ancaps:

Aun así, no se debe olvidar que prima la coincidencia en reducir el intervencionismo de los organismos públicos para devolver competencias a una sociedad civil que necesita de think tanks independientes como el Instituto Juan de Mariana. Al fin y al cabo, también los liberales necesitan el estímulo de propuestas osadas para emprender cambios progresivamente más incisivos.

Entonces, respondiendo a Daniel, y recordando una conversación de hace un par de años con Nasser, ¿para qué esforzarse?: pues para que un día la disputa electoral esté entre minarquistas y ancaps, y que así la ciudadanía decida si quiere renunciar a ciertas cotas de libertad a cambio de seguridad, o si no quiere encargarle a nadie la salvaguarda de sus intereses. Pero hasta que llegue ese día, la lucha está en reducir el poder del estado.