Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

6 de Noviembre 2006

Si no pueden vigilar ni su casa...

No tengo nada en particular contra la Guardia Civil, sólo lo mismo que tengo contra todos los funcionarios. Los conozco de muy preparados y profesionales, y con una marcada vocación de servicio a la ciudadanía, del mismo modo que conozco a algunos de cuando la Guardia Civil era uno de los sumideros del funcionariado, donde iban los paletos que no servían para otra cosa que dar ostias. Pero cosas como estas hacen que el respeto por la Guardia Civil como cuerpo de seguridad quede como mínimo en entredicho:

Asaltan de noche la Comandancia de la Guardia Civil en Palma y roban un coche de lujo Dos polacos burlaron todos los sistemas de seguridad, saltaron el muro, forzaron una puerta y escaparon con el vehículo

La historia tiene dos vertientes: la de la comedia bufa y le realmente preocupante para la ciudadanía. Se supone que la Guardia Civil tiene para empezar que protegerse a sí misma. Si en lugar de un par de ladrones de coches hubiesen sido terroristas los que penetraron en comandancia hoy podriamos estar lamentando docenas de víctimas. Así que si la Guardia Civil no puede proteger ni los muros de su casa, ¿con qué cara puede decirnos que protege nuestras vidas y propiedades?

Pero ahondando en la historia hay otro detalle curioso:

la Guardia Civil de Tráfico había detectado en Llucmajor a un todoterreno Volkswagen Touareg circulando con unas placas de matrícula alemana ya caducadas. Los agentes le dieron el alto y los ocupantes, un español y un polaco, intentaron convencerles de que toda la documentación estaba en regla. Su versión no cuadraba y fueron trasladados, junto con el turismo, a la Comandancia, en la calle Manuel Azaña. El Touareg quedó precintado y se descubrió que el número de bastidor había sido falsificado, lo que incrementó las sospechas sobre su origen. El polaco y el español quedaron en libertad, y cuando Interpol confirmó que el todoterreno había sido sustraído en Alemania hacía poco más de un año se puso en marcha el mecanismo para la detención de los dos individuos.

Es decir, se para un vehículo cuyos ocupantes no pueden presentar documentación en regla y que además tiene el número de bastidos falsificado, y los tios quedan en libertad antes de tener el resultado de la consulta a Interpol. Para cuando se dan cuenta de ello no sólo no detienen a los tios, sino que presuntamente habrán sido estos los que se han metido en el garaje de la Guardia Civil a recuperar el vehículo.

Me recuerda a un hecho que ocurrió hace ya un tiempo en la fábrica en la que trabajo. Un tio que había venido a pedir trabajo observó en uno de los garajes de camiones una moto con las llaves puestas. Ni corto ni perezoso se montó y salió por la puerta. En el mismo polígono fue detenido por un policía local que le pidió la documentación suya y de la moto, y no llevaba ninguna de las dos cosas. ¿Quedó retenido en espera de ver si la moto era suya? No. ¿No se supone que esa documentación es obligatoria, lo mismo que la del Touareg retenido por y robado a la Guardia Civil? ¿O es que a la hora de la verdad nadie se mira esos papelotes y no son más que una excusa para sacarnos unos euros más de vez en cuando?

Referencias