Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

14 de Abril 2006

Otro bofetón de UM

La carrera hacia las elecciones de 2007 ha arrancado. Los partidos comienzan a presentar a sus candidatos, o se exacerban las luchas internas en aquellos que no lo tienen decidido, y también se comienza a hablar de las posibles alianzas post-electorales a las que tan predispuesto está un sistema proporcional como el nuestro.

Jaume Matas para tener contenta a la Munar ya ha hecho saber en más de una ocasión que espera contar con Unió Mallorquina aunque logre repetir la mayoría absoluta. Se supone que sería una forma de asegurarse una legislatura tranquila. Pero Mª Antonia Munar sabe que la base de su poder es que derecha e izquierda piensen por igual que pueden contar con ella. Sólo así se entienden las palabras de Munar:

Nuevo desplante de UM a Matas: Munar estaría «encantada» de pactar con Antich en 2007

Viendo cómo terminó el pacto de progres que (des)gobernó entre 1999 y 2003 suena a cachondeo que ahora Munar diga que pactaría de nuevo con Antich. Aunque precisamente que en el último año de pacto abofetease continuamente a sus por entonces socios para luego pactar con el PP recuerda a lo que hace ahora.

Si el PP lograse la mayoría absoluta en Baleares y también en Mallorca, la pérdida del poder por parte de UM le alejaría de su principal fuente de financiación: la corrupción y los pelotazos, y al mismo tiempo dañaría a su base de militancia, que perdería el incentivo de seguir apoyando a un partido apartado del poder.

Un caso como el de Unió Mallorquina es un buen ejemplo de la perversión del juego de mayorías a base de pactos de espaldas a los electores. Un sistema mayoritario a dos vueltas garantizaría que fuese finalmente la ciudadanía quien refrendase los pactos o que descartada su primera opción en primera vuelta eligiese el "mal menor". Se acabaría con los pactos bajo mano de apoyos a cambio de vete a saber qué.