Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

3 de Marzo 2006

Peajes y fascismo

Era una mañana cualquiera en una oficina normal y corriente. Varias personas coincidían a primera hora en el despacho de la secretaria, donde se encuentra el fax y donde se recoge la diversa documentación que viaja en valija entre los distintos centros de trabajo de la empresa. Eran las fechas de pago del impuesto de circuclación, y uno de los compañeros, llamémoslo Mathew, comentaba la diferencia de impuesto entre su coche y el de su mujer, uno gasolina y el otro diesel. Y le preguntaba a la secretaria, llamémosla Mary:

-¿Qué pagas tú del tuyo?

-Bueno... yo es que lo pago en Buñola -comentó la chica, con una sonrisa apenas dimisulada que quedó a medio camino entre la avergonzada y la picaruela.

-Claro -saltó el tercero en discordia, al que llamaremos Jahd-. Los de los pueblos pagais un impuesto de circulación de risa pero venís a gastarnos las calles a los de Palma. Lo que habría que hacer es poner peajes en todas las entradas de Palma y así contribuiríais por lo que utilizais.

La sonrisa de Mary desapareció, y el hasta hacía unos pocos momentos dulce rostro se crispó en una mueca de odio y desprecio mientras escupía su veneno:

-Menos mal que no todo el mundo es tan facha como tú, pero ahora os tendreis que joder cuatro años -¿quién hablaba del 14-M?

-Y menos mal que no todo el mundo es un rojo de mierda como tú, que ya habeis jodido a millones de personas durante décadas.

Jahd terminó de ordenar los papeles que había cogido de su bandeja y salió del despacho, incapaz de seguir respirando ante esa bocanada de talante.

¿Que a qué viene recordar esta pequeña anécdota? Viena a esta memez que nos dedica uno de los nuevos blogs de El Mundo:

Las mafias de los peajes...

1 de marzo.- Ya lo había observado, pero pensaba que era algo propio de la actualización de información en los paneles de las carreteras de la periferia de Madrid. Y es que uno va por la M-50, y ve perfectamente señalizados los destinos a través de la R-5 (por ejemplo), pero su alternativa por carreteras gratuitas (¿casualmente?) no está tan claro.

Además, el caso de la R-5 es especialmente sangrante, ya que viene descrita como autopista Navalcarnero-Madrid... ¿Madrid? ¡Pero si te deja en la M-40!

El colmo llega cuando este fin de semana decidí ir a la nueva T-4 de Barajas, y cual fue mi sorpresa al comprobar que en los caminos de acceso figuran los accesos normales de las T-1, T-2 y T-3 por donde siempre y para la T-4 ¡te obligan a coger el peaje de la R-2! Sí, te obligan, porque no te señalizan otro camino. Además, se lo comenté al cajero del peaje y me comentó que lo suyo es entrar por la T-2, que también se puede, pero que no está señalizado.

Mi cabreo finalizó cuando el señor me indicó que, una vez pasado el peaje, a 50 metros, tomara el desvío de la T-4. O sea, 1,25 € de impuesto revolucionario por 50 metros de autopista. ¿Cuándo habrá leyes que metan en la cárcel a estos estafadores de guante blanco?

(las negritas son mias, en el artículo original son otras)

Ni corto ni perezoso, me lanzo a comentar:

Es que no pagas los 1'25€ por 50 metros de autopista, sino por ahorrarte varios kilómetros de posible atasco. ¿Qué gastarías en gasolina y en tiempo?

Y claro que es lógico pagar por los servicios recibidos. Lo que no es lógico es que una persona que no tiene coche pague autopistas con sus impuestos, o que pague el metro una persona que no lo usa nunca. Menos impuestos directos y especiales y más tasas por servicio prestado es lo que hay que implantar.

A esto responde un Madrileño Harto:

Tienes toda la razon, entonces como yo no me suelo poner enfermo que me devuelvan mi parte del dinero que se gasta en Sanidad, como no tengo problemas de exclusion social, que hagan lo mismo. Las autovias no solo se usan para "tu coche", influyen en muchas mas cosas, con esa mentalidad vamos a ir muy lejos.

Pues sí, ¿por qué no debe pagar más quien use un servicio como el sanitario? No del todo, ya que cuando se hace un seguro no compras sólo el servicio, sino la tranquilidad de poder acceder a ése servicio cuando se necesite. Y casi cualquier seguro establece un sistema de bonus/malus para moderar de algún modo el uso y de paso perfilar a los clientes.

En cuanto a lo de ahorrarte atasco, en este caso, el de la T4, no te ahorras ningun atasco, es mas, este fin de semana he vuelto a ir, he cogido el camino sin peaje y he tardado menos, porque no me obliga a dar tanta vuelta, ni tengo que parar a pagar.

No dudo que la autovía pueda ser una chapuza y que la señalización sea tendenciosa, pero eso no es culpa de la empresa privada sino de la administración pública que, pagada por todos, debería señalizar de igual modo la alternativa libre y de pago, y entonces el usuario podría elegir libremente si prefiere pagar por ahorrar tiempo, si cree que dada la situación del tráfico no ahorra nada, o si prefiere perder tiempor antes que pagar un peaje.

Más enjundia tiene el comentario de un tal Trípode:

Este comentario no tiene desperdicio. Básicamente defiendes que el negocio de las concesionarias se basa en la incompetencia del sector público. Puesto que el Estado no es capaz de mantener (por incompetencia, inutilidad o por intereses ocultos que benefician a intereses privados, como el de las concesionarias) unas infraestructuras públicas de transporte dimensionadas de acuerdo con las necesidades de la población, surgen las concesionarias de autopistas privadas...

Más o menos, sí. Aunque los intereses privados suelen ser primero los de los políticos que conceden.

Puedes extrapolar tu razonamiento sobre las autopistas a la sanidad, la educación o incluso seguridad pública... seguro que te das cuenta del disparate que has escrito... ¿te parece bien que el Estado aplique esa misma política a la seguridad o sanidad pública de manera que tengas que pagarte seguridad o sanidad privada si quieres vivir tranquilo/a? ¿ves correcto que a determinadas horas la sanidad, la seguridad e incluso la defensa nacional dejasen de funcionar tal y como dejan de funcionar las carreteras en horas punta?

Claro que se puede extrapolar, todo son bienes y servicios sujetos a oferta y demanda. Seguridad y defensa ya he escrito muchas veces que no las privatizaría del todo, pero deberían competir las policías públicas con agencias privadas, y del mismo modo el ejército se beneficiaría de poder contar con mercenarios o con especialistas en el uso de determinados sistemas (desde un barco hasta misiles de crucero), y siempre bajo el control del poder civil.

Y segundo... el que no uses las autopistas no significa que no te beneficies de ellas... ¿sabes a cuanto aumentarían tus gastos, por ejemplo en alimentación, si vivieras en un pueblo incomunicado? Puede que no sepas o no quieras conducir, pero si la comida, medicinas, ropa, etc... en lugar de en camión te la tienen que llevar en helicóptero y lanzártela en paracaidas... o si enfermas de gravedad y necesitas evacuación urgente hacia un hospital... ¿seguro que no te influye el que existan o no vías de comunicación con tu pueblo? ¿te parece bien que los que tengamos coche y usamos las carreteras propongamos que los que no tienen coche no puedan pisar la carretera, ni adquirir ningún producto que haya sido transportado por carretera, ni en definitiva beneficiarse de una carretera a la que no han contribuído a pagar?

Aquí ya llega el pobre Trípode a la estupidez. Que no pague yo directamente la carretera no significa que por ejemplo no lo haga el transportista, y que me repercuta ése coste del mismo modo que me cobra el gasoil, aunque yo no lo vea desglosado en el precio al que compro su mercancia. Por cierto, lo del helicóptero no tiene por qué ser un disparate. Lo que resulta obvio es que percibir los costes de determinado modo de vida (por ejemplo, en plan ermitaño medio aislado de la civilización) llevaría a una racionalización del uso de recursos. No hablo de dejar aislados pequeños pueblos de montaña, pero, ¿por qué deben tener 200 ó 300 habitantes las mismas facilidades de comunicación que los cuatro millones de una capital? Los de la capital soportan ruidos, contaminación, atascos, etc., y además pagan para que los de la aldea tengan las comodidades de la capital más tranquilidad, aire sano y una vida sin prisas ni agobios. Oiga, que no puede ser todo.

El usar el coche por una autopista o carretera ya lo estamos pagando en forma de impuestos de matriculación, de bienes de lujo, de circulación, de parking, de combustible, y además el IVA allá donde sea aplicable... Para usar las carreteras necesitas coche, y por el hecho de tener el coche ya ves todo lo que se paga... ¿no es eso pagar por los servicios utilizados o que se van a utilizar?

Aquí una parte con sentido. Sí es cierto que sobre los vehículos caen tantos impuestos que toda la infraestructura viaria debería financiarse con ellos y debería sobrar dinero, pero sigue sin asignarse valor a las distintas alternativas. Hace tiempo que no he conducido por Madrid, pero sí he visto como en Mallorca se han construido variantes en pueblos apenas concurridas (ejemplo: la variante de Puerto de Pollensa a Formentor, que prácticamente sólo se usa en julio y agosto) mientras las grandes arterias de la isla llevan años colapsadas.

Pero como hemos visto, esto de que se pague por lo que se recibe no es más que puro fascismo. Puaj.