Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

13 de Enero 2006

Más que paridad

Las subvenciones públicas a los partidos políticos son otra de esas aberraciones que nos han metido con calzador. Aunque se repartan proporcionalmente al número de escaños, y por tanto los votantes de IU pueden creer que su dinero va a su partido, y lo mismo los del PP, lo cierto es que también se usa el dinero de todos esos abstencionistas que creen que todos son iguales. Así, lo lógico, y lo liberal, sería que los partidos se buscasen la vida para financiarse: que movilicen a sus masas, que gestionen mejor sus recursos, que haya menos profesionales de la partitocracia y más voluntariado demócrata.

Pero lo que acaba de aprobar el gobierno balear es otra vuelta de tuerca a lo políticamente correcto cargado a las espaldas del contribiyente:

Los escaños de mujeres 'valdrán' un 10% más

El Consell de Govern ha aprobado el proyecto de Ley de la Mujer de Baleares que, entre otros aspectos, prevé un aumento de las subvenciones a los partidos con escaños ocupados por mujeres. Además se las empresas condenadas por delitos contra la igualdad no podrán recibir subvenciones durante 5 años.

[...]

los partidos políticos, ... verán aumentadas las subvenciones por escaño en un 10% en aquellos casos en que estén ocupados por mujeres. La ley también prevé aumentar en ese mismo porcentaje los espacios electorales gratuitos, cuando se vaya a hablar de propuestas para combatir la discriminación de las mujeres.

Estos listos quieren adelantar por la izquierda a la izquierda pisando no el acelerador, sino el cuello del pagador de impuestos. A la mierda la igualdad, vivan los floreros pagados con el dinero de todos.