Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

7 de Diciembre 2005

Soluciones habitacionales made in Palma (+)

Hemos visto que Catalina Cirer no se parece a Carrie Bradshaw, pero a la que se está comenzando a parecer es a la por otra parte inigualable María Antonia Trujillo. Y es que el ayuntamiento de Palma no ha tenido otra idea que imitar la Sociedad Pública de Alquiler (que ya comenté aquí) con el programa Palma Habitada.

Objetivos:

El Ayuntamiento de Palma pone en marcha el programa Palma Habitada con la finalidad de estimular la ocupación, en régimen de alquiler, de 500 viviendas anuales a lo largo de los próximos cinco años, garantizando al propietario el cobro de las cuotas de alquiler y al usuario una vivienda digna a un precio asequible.

Y estas son las garantías que ofrece:

Para el propietario

Cobro garantizado del alquiler durante 5 años

Si el inquilino no paga, te lo cubren con el dinero del resto de contribuyentes.

Devolución de la casa en buen estado de conservación

Si te destrozan la casa, en lugar de perseguir judicialmente al culpable, se te arregla con el dinero del resto de contribuyentes.

Asesoramiento legal y jurídico para el cumplimiento de las condiciones generales del contrato de alquiler

En lugar de pagar 30 euros por la consulta a un abogado, te dan asesoramiento, con cargo al resto de contribuyentes.

Cobertura de un seguro a todo riesgo

Con primas pagadas por todos los contribuyentes.

Para el arrendatario

Acceso a una vivienda digna y en buenas condiciones de mantenimiento

Porque en el mercado libre sólo hay chabolas e infraviviendas.

Cuota de alquiler a un precio por debajo del mercado

Porque los arrendadores que acuden al mercado libre son unos malnacidos especuladores que sólo pretenden ganar dinero sangrando a los inquilinos, y sólo el ayuntamiento sabe qué precio es justo.

Aval técnico sobre el estado y la conservación de la vivienda

Porque el inquilino medio es medio gilipollas y es incapaz de ver si una vivienda está a punto de caerse si no se lo dice un funcionario.

Entrega de una vivienda que responda a las necesidades operativas y de espacio de los ocupantes

Porque sólo el ayuntamiento es capaz de determinar qué necesidades reales tienen los inquilinos.

El objetivo fundamental es incorporar al mercado de alquiler una parte sustancial de las 44.000 viviendas que, según los cálculos que figuran en el Plan Municipal de la Vivienda, permanecen vacías en Palma. Si las previsiones iniciales se materializan, el Ayuntamiento confía en incorporar al mercado de alquiler 500 viviendas por año durante los próximos cuatro ejercicios.

(las negritas son mías). Un 1'14% del total de las viviendas vacías. Una parte sustancial, sin duda.

Si observamos qué ofrece el plan de marras es evidente que el ayuntamiento, o bien invade servicios ofrecidos por el mercado (como la asesoría jurídica o los seguros), o bien pone paños calientes ante las carencias del sistema judicial (llevando cabo los trámites de desalojo), o carga sobre el contribuyente los daños causados por un particular perfectamente conocido.

A cambio hay que poner la vivienda a disposición del ayuntamiento a un precio muy inferior al de mercado. Un caso concreto que conozco el funcionario de turno ofrecía 470 euros al mes por una vivienda nueva que se alquiló en el mercado libre por 700 euros. Cuando el propietario le dijo que esa cantidad le parecía muy baja le respondió que por 600 euros hay chalets. Yo me pregunto dónde.

Pero además se puede producir el efecto perverso de tirar a la baja los precios de alquileres, perjudicando los intereses de propietarios que han adquirido una vivienda confiando en determinadas rentas que se ven mermadas por la competencia desleal del Patronato Municipal de la Vivienda.

Y lo más importante: ¿qué nos costará esto? Según los presupuestos del ayuntamiento, el Patronato Municipal de la Vivienda nos ha costado 2.948.570 euros este 2005. Mucho dinero, ¿no?

ACTUALIZADO: EL COSTE DEL PROGRAMA

El programa tenía un presupuesto para este año de de 1.495.000 euros, y pretendía ingresar 1.101.600 euros por los alquileres. Es decir, costar, lo que se dice costar, sólo habrá costado 328.400 euros (bonito ejemplo de gestión). Pero es que tampoco me creo estas cifras, porque para el 2004 existía el programa "Vivienda vacía", con un presupuesto de 1.627.732 euros, y que, aparentemente, sólo iba a ingresar 6 euros en 2005 (ejemplo más bonito aún de gestión).