Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

18 de Abril 2005

Respuesta radical a Ferret

En respuesta al artículo de Biel Ferret del 6 de marzo, ya ha habido respuesta liberal-radical. Por una parte, la del compañero de JJLL/radical.es Agustín, que podeis leer aquí. Y por otra, la que me publicaron ayer y que podeis leer a continuación:

Sr. director:

En su artículo del pasado 6 de marzo Gabriel Ferret demostró una
profunda ignorancia de lo que significa el Partido Radical Italiano
para la política de ese pais. La comparación con la bisagra que es UM
es del todo equivocada por el hecho de que UM se preocupa sólo de sus
particularísimos intereses, mientras que los radicales de Panella y
Bonino son un partido siempre comprometido con la libertad de las
personas y los derechos humanos. Son el único partido que ha tenido a
militantes encarcelados no por escándalos de corrupción o similares,
sino por su activismo político en la defensa del derecho al divorcio,
el aborto o la libertad en los paises de Europa del Este.

Mientras los acomodados hippies del mayo del 68 hacían sus pintorescas
manifestaciones, los radicales italianos viajaban a Bulgaria, Rumanía,
Hungría... para manifestarse contra el totalitarismo comunista.

A raiz de los escándalos en las elecciones de 2000, la polarización de
la política italiana dejaría fuera del parlamento a un partido de
tanta tradición democrática como son los radicales. De ahí su
propuesta de "ospitalitá" en las listas de izquierda o de derecha.
Propuesta que por cierto ha sido rechazada por ambos bloques. Para la
derecha, las propuestas sociales de los radicales son inmorales. Para
la izquierda lo son sus propuestas económicas.

Finalmente los radicales se presentan bajo la lista Luca Coscioni, y
su principal punto programático es la campaña contra la prohibición de
la investigación con células madre embrionarias, que será objeto de
referéndum en Italia.

Lo que no puede entender el sr. Ferret es que los radicales, y los
liberales en general, no se mueven en el caduco eje izquierda-derecha
sino sobre el eje libertad-autoritarismo. Nuestras social"democracias"
con mucha frecuencia están más cerca del autoritarismo que de la
libertad, y contra eso van los liberales radicales.

Seguimos esperando alguna respuesta del sr. Ferret, aunque nos tememos que su soberbia le impedirá rebajarse tanto. Lo dice gente que lo conoce.