Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

17 de Marzo 2005

Ferret no entiende el terrorismo

Después del recuerdo de la masacre del 11-M y de la cumbre antiterrorista de Madrid, Ferret se permite el lujo de opinar una vez más desde la más repugnante demagogia.

Terrorismo, injusticia, miseria

Por razones obvias, durante esta semana se ha hablado mucho de terrorismo, pero a algunos puede preocuparnos que se ha hablado más de sus consecuencias -siempre lamentables- que de sus causas, cuando es en estas últimas en donde hay que buscar la solución definitiva del problema. Bien están la prevención y la lucha directa contra quienes pretenden imponer el terror, pero aún más importante es atacar el mal de raíz. En un mundo más justo, en el que un mejor reparto de la riqueza acabara con la miseria y en el que la desigualdad no se convirtiera en una afrenta para buena parte de la Humanidad, el terrorismo no encontraría facilidades para su expansión. Si no proporcionamos a la bacteria el caldo de cultivo, es evidente que no se desarrollará. Las políticas de desarrollo y ayuda a los más pobres, a los que la desesperación lleva a comportamientos violentos, son en este sentido las que mejor resultado pueden dar. Lo ha dicho ahora Kofi Annan, lo dijo en su momento Zapatero, y lo dice siempre el buen sentido.

Cuantas majaderías progres para tan pocas líneas... ¿Qué es para Ferret un mundo más justo? Claro que todos nos subimos al carro de la justicia, pero es que no todo el mundo entiende que sea lo mismo. La justicia de mejor reparto que propone Ferret es la de la envidia, la de quitar a los que tenemos para dar unas migajas a los que no tienen: se nos crea un problema para no resolver otro. La riqueza antes de repartirla hay que crearla. Produciendo riqueza unos y redistribuyéndola a otros no se arregla nada, sólo se perpetúa el problema.

En contra de lo que piensa Ferret, no creo que el principal problema de la Humanidad sea de envidia. Los pobres no quieren dejar de serlo porque nosotros seamos ricos, sino para mejorar sus condiciones de vida. Pero aún así, no es entre los pobres donde está el caldo de cultivo del terrorismo, y más si es el terrorismo islámico.

¿Acaso es Bin Laden un pobre menesteroso? ¿Por qué en lugar de usar si dinero en cometer atentados no lo invierte en su propio pais o en otros paises islámicos? ¿Es Filipinas una gran nación opresora de los pobres? ¿Las FARC son un grupo de braceros cansados de que el patrón los explote? ¿Es el Pais Vasco poco más rico que Las Hurdes? ¿Eran unos desheredados los miembros de la RAF o de las Brigadas Rojas? ¿Contra qué potencia opresora luchaba el GIA? ¿En nombre de la miseria, tenemos que echar a bombazos de Son Vida a los ricos de Mallorca?

Cuando Ferret apela a las políticas de ayuda y desarrollo, ¿se refiere a las que llevan 40 años fracasando?

Lo que digan el chorizo de Kofi Annan y el bobo de Zapatero ya no suele tener sentido, por mucho que ambos personajes le molen a Ferret.