Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

4 de Marzo 2005

"No quiero hacerlo, peeeeero..."

Es lo que parece decir el presidente Matas sobre la posible subida del impuesto de hidrocarburos para tapar el déficit de la sanidad:

Jaume Matas asegura que no tiene 'ninguna voluntad' de subir los impuestos en 2005

No obstante, precisó que si no se alcanza este pacto con el Ejecutivo central, el Govern deberá "encontrar soluciones", en referencia a la posibilidad de incrementar el tramo autonómico del impuesto sobre carburantes de automoción.

Hace varios días el PSOE cargaba contra el ejecutivo balear por el excesivo endeudamiento, que terminará siendo pagado con futuros impuestos. Lo paradójico es que los reyes del despilfarro público sean los que metan el dedo en el ojo al PP por este tema. Realmente no hay ningún partido político en Baleares con la catadura moral suficiente para que pueda hablar sin que se le tengan que recordar sus propias vergüenzas, porque todos han tenido sus chanchullos, sus chapuzas y sus metidas de pata que pagamos todos los contribuyentes.

El problema es que el gobierno de Matas está llevando a cabo una política netamente socialista de intervencionismo y regulación, recurrir al endeudamiento para gasto corriente (como el sanitario), acometer proyectos de infraestructura que no pide nadie (como los medioambientales, de dudosa justificación) o meterse a hacer promoción pública contratando a Michael Douglas para hacer publicidad o pagando seis millones de euros por el equipo Banesto-Illes Balears, etc.

Si el ejecutivo de Jaume Matas tiene problemas para llegar a fin de mes y necesita tirar de la tarjeta de crédito cuyo aplazamiento pagaremos nosotros, yo le propondría algunas otras soluciones.

Que privatice el servicio sanitario y la educación: será la forma de atender de forma eficiente con menos derroche de recursos a la población.

Que se salga del engendro de la IB3, que podría costar unos 40 millones de euros al año.

Que venda las fincas que ha comprado. Si a los ecologistas les preocupa tanto preservar el entorno, que hagan una colecta y la cuiden ellosm (como ya hacen en La Trapa).

Si el gobierno no tiene recursos, que deje de gastar y endeudarse en nuestro nombre. Pero es más fácil meter nuevos impuestos. ¿Cómo vamos a tener una cultura basada en el esfuerzo si los primeros que no se esfuerzan son los gobernantes?

Referencias