Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

2 de Marzo 2005

Día de la partitocracia balear

Ayer era festivo en las Baleares: se conmemoraba la aprobación de un estatuto de autonomía que pocos conocen y que nadie votó, más que la élite política que estaba en el poder en 1983.

Como no podía ser menos en España, no dice nada de personas y sí mucho de colectivismo e instituciones públicas. Básicamente es una lista de las competencias en las que se entromete la comunidad autónoma en lugar del estado, junto con las entidades que llevarán a cabo la intromisión (desde urbanismo y vivienda hasta investigación científica, pasando por las cajas de ahorros, juego y apuestas o transporte).

Sólo hace un par de años que es fiesta en la comunidad, y además de los actos políticos va acompañado de diversos actos culturales y lúdicos: el escaparate en que lucirse los políticos haciendo sus proclamaciones de más autogobierno, de mejoras para la vida de los ciudadanos, y bla bla bla.

Para colmo ayer hacía un frio que pelaba (Kyoto ha sido contundente), lo cual invitaba más a pasarse el día apoltronado en el sofá, junto a la chimenea, que a salir a visitar mercadillos medievales y diferentes ferias.

En fin, que mientras el día de Baleares sea sólo el recordatorio de otra vueta de tuerca estatal sobre los individuos no pienso celebrarlo de ninguna forma, sino más bien lamentarlo.

Referencias