Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

17 de Febrero 2005

Pacto entre chupópteros

Con la próxima puesta en marcha de la IB3, el nuevo engendro de televisión pública con que nos obsequia el gobierno balear, existía la amenaza de que se perdiese la sintonía de la TV3 en Baleares.

El gobierno, que no es tonto sino demasiado listo, quería aprovechar que todas las antenas colectivas llevan el módulo amplificador para la frecuencia de la TV3 o del Canal 33, mientras que muchos seguramente se harían los remolones a la hora de poner uno para la frecuencia de la IB3.

Ambos pozos sin fondo han llegado a un acuerdo:

IB3 da marcha atrás al aceptar no ocupar la señal de TV3 y se suma a la creación de Eurorregión TV

Tras varios meses de negociación a cara de perro con el hermanísimo Ernest Maragall, el Govern ha optado por ceder ante la Generalitat: la televisión autonómica de Baleares no pisará la señal de la TV3, que podrá seguir emitiendo por las mismas frecuencias que utiliza actualmente en las Islas. Tan sólo se verán afectadas las emisiones del Canal 33 en Menorca y Eivissa, donde se le facilitará una frecuencia alternativa.

A cambio, la IB3 podrá llegar al 75% de la población de Cataluña antes de un año y se beneficiará de una colaboración privilegiada con TV3: podrá acceder gratuitamente a sus fondos documentales, comprar a bajo precio las producciones propias de la televisión catalana y recibirá asesoramiento técnico para adaptarse a la tecnología digital.

Además de esto, TV3 emitirá la gala inaugural de la televisión de Baleares:

Se trata de todo un gesto de cortesía con el que Govern y Generalitat han sellado la tregua audiovisual. Según el convenio firmado ayer, uno de los canales autonómicos de Cataluña emitirá en directo la gala inaugural de la IB3, que ya tiene fecha: el próximo 4 de septiembre.

Ya tenemos otra cita los liberales: el 4 de septiembre en Calviá, ante los estudios de la IB3 (supuesto que se haga allí la gala), con nuestras cartulinas naranja protestando por este nuevo derroche de dinero del contribuyente, y pidiendo que nos dejen entrar a verla ya que la hemos pagado con nuestros impuestos.

Referencias