Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

10 de Febrero 2005

¿Y medidas contra la estupidez?

Otra de intervencionismo alimenticio:

Sanidad adopta medidas para combatir la obesidad

La reducción progresiva de los porcentajes de grasas, sodios y sales de los alimentos, la prohibición de instalar máquinas expendedoras de comidas en lugares de fácil acceso para los niños y un código de autorregulación para la publicidad de productos alimentarios y bebidas son algunas de las medidas que contempla la Estrategia NAOS, del Ministerio de Sanidad y Consumo, para combatir la obesidad.

Otro despropósito totalitario: como los ciudadanos somos menores de edad perpetuos, los políticos, únicas mentes pensantes, decidirán la cantidad de sal, grasa, proteinas, hidratos de carbono, etc. que nos metamos.

Como ya he comentado hace tiempo, el principal problema es la ausencia de incentivos para tener hábitos de vida saludables. La recompensa inmediata que percibe el consumidor es "hummm, está rica toda esta grasa", pero si eso le costase dinero (que termina siendo el idioma común en que nos entendemos todos), el incentivo del ahorro en tratamientos médicos sería mayor que la gula.

Un estado que te dicta incluso la composición de la comida ya no es un régimen de libertades. ¿Piensan detenerse en esta estupidez, o llegarán hasta la cartilla de racionamiento?

Referencias