Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

14 de Octubre 2004

Corrupción de la lógica

Gabriel Ferret vuelve a la carga con un más que curioso silogismo a la hora de mencionar la corrupción de la ONU:

"Para que haya corrupción deben existir necesariamente corruptores pero también corruptos, ya que sin el acuerdo entre ambos la corruptela es imposible. Y una vergonzante corrupción es la que ha aireado ahora un informe de la CIA en el que constan los nombres de cientos de políticos y de multitud de empresas de hasta 44 paises queaceptaron sobornos de Saddam Hussein, encaminados a que se levantaran las sanciones impuestas a Irak tras la invasión de Kuwait en 1990. La corrupción determinó incluso que se violaran las condiciones del programa de "Petróleo por Alimentos" puesto en marcha por la ONU en 1996, hasta el punto de que en lugar de tal denominación bien podría llevar la de "Charcutería Selecta", en atención a la cantidad de chorizos que intervinieron en la componenda. A partir de aquí, el que ciertos dirigentes de naciones occidentales sigan presentando la invasión de Irak como una cruzada para deponer al tiránico Saddam tan sólo puede merecer la universal rechifla".

Es decir, si la ONU es corrupta, el deponer a Saddam sólo puede merecer la universal rechifla. ¿Qué? ¿Qué? ¿Qué quiere decir con esto? Este tio no es más tonto porque no se entrena. ¿Qué nexo hay entre la corrupción de la ONU y la rechifla por deponer a Saddam? Si tal corrupción pretendía evitar la intervención, y esta se produce, ¿merece rechifla? Lo que tiene es mérito. Y los que se oponen, incluso viendo lo que era el régimen de Saddam, mucha cara dura. Todo sea por escupir a los EEUU. Incluso pervertir la lógica más elemental.