Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

4 de Septiembre 2004

Cura progre vs. curas requeteprogres

El sacerdote Jaume Santandreu es un viejo conocido de la sociedad mallorquina, como una especie de cura de los pobres, fundador de polémicos centros de acogida de indigentes y azote del estamento eclesiástico, rayando la incoherencia suma (si tan mal está la iglesia católica, que la abandone y siga con su labor como seglar). Pero sobre todo es conocido por no tener pelos en la lengua, como demuestra aquí:

Santandreu critica a los curas de La Real: ‘Han dejado hacer cinco urbanizaciones y ahora resulta que un hospital les molesta’

Acusa a los misioneros de defender únicamente los intereses de «los señores» que viven cerca del Monasterio - «¿Por qué no protestaron cuando se construyeron los chalés adosados?», pregunta el sacerdote

A esto se suma la convocatoria de una contrarromería: los vecinos consideran que la asistencia de la corporación municipal a la romería de Sant Bernat fue una provocación, y ellos no quieren ser menos:

El Secar usa el 'método Rubalcaba' para animar la 'contrarromería'

Miles de correos electrónicos de simpatizantes de la plataforma 'Salvem La Real' invitan a asistir a la manifestacion de mañana [sábado]

Y esta vez se están organizando bien:

La Federación de Vecinos también saldrá a la calle

Si en la romería de Sant Bernat, sólo fueron cerca de un millar entre vecinos del Secar, integrantes de la plataforma Salvem La Real y asociaciones como los antiautovías, mañana a buen seguro que serán más.

Pese a la hora intempestiva de la protesta que arrancará del monasterio de Sant Bernat a las 10.00 horas de la mañana y llegará a la plaza de Cort al filo de las 12.00 horas, se espera una alta participación popular. Entre otras razones porque ya han anunciado su asistencia todos los colectivos de izquierda de toda guisa hasta la emblemática federación de asociaciones de vecinos de Palma que preside Rosa Bueno. Ayer e hacía público un comunicado donde animaba a todos los palmesanos a salir a la calle y participar en la contraromería.

Ya veremos qué ocurre cuando lleguen al Ayuntamiento. A este paso, Palma y San Sebastián terminarán teniendo muchas cosas en común, además del patrón.