Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

2 de Septiembre 2004

Parejas homosexuales y adopción

Después de la noticia sobre la posibilidad de que parejas homosexuales acojan a niños, se puede empezar a plantear el tema de la adopción. Si el acogimiento durante meses, incluso años, se permite, ¿por qué no de forma definitiva?

En El Mundo se recogen las opiniones de varios especialistas:

Cuatro de los cinco especialistas consultados por este periódico dan su visto bueno a la iniciativa de S'Institut del Consell de Mallorca - Tres de ellos se muestran también partidarios de que los gays y lesbianas puedan adoptar de forma definitiva

Serafín Carballo, especialista en terapia familiar, asegura que la orientación sexual de los padres acogedores es «totalmente secundaria» y que «no es negativa» para el desarrollo del niño.
[...]
En referencia a la adopción definitiva de niños por parte de una pareja de gays o lesbianas, Carballo asegura que este tipo de acogimientos «no condiciona el desarrollo psicológico del niño». «Hay quien dice que limitan los modelos de identificación de la criatura, pero yo no opino lo mismo», afirma.
[...]
El psicólogo y terapeuta familiar Carlos Panadés es de la misma opinión que Carballo. Según su punto de vista, «el acogimiento temporal no es incompatible con las parejas homosexuales». Panadés sostiene que en todos sus años de experiencia profesional jamás ha detectado que un niño que convivía con dos padres del mismo sexo haya padecido problemas como consecuencia de la opción sexual de los padres. «Lo importante a la hora de criar a un niño es la capacidad de ejercer la paternidad», añade.

Por su parte, la psicóloga Júlia Monge también valora muy positivamente la iniciativa de S'Institut y se muestra partidaria de que también se permita a las parejas homosexuales adoptar. «Es el primer paso. Si se puede acoger, también se puede adoptar», afirma.

Por su parte, el psiquiatra Miguel Ángel Martín Soledad también aprueba que los gays acojan. Aunque expresa que la adopción por parte de parejas homosexuales plantea serias dudas a los especialistas, se muestra partidario de que cualquier tipo de pareja pueda solicitar un acogimiento temporal para evitar que las criaturas vayan a centros de acogida.

Evidentemente, también hay opiniones discrepantes:

no existen estudios en el mundo científico que garanticen que un niño puede crecer en buenas condiciones con dos padres del mismo sexo. «No podemos afirmar con seguridad que no pasa nada si una pareja de homosexuales acoge o adopta una criatura. «No se puede experimentar con los niños»

Sin embargo, aplicar aquí el principio de precaución me parece tan nocivo como en el caso de los alimentos transgénicos, la moratoria nuclear o las emisiones de CO2. Por aquello del ¿y si...? se impide el desarrollo de nuevas técnicas de cultivo que paliarían el hambre, se va a la crisis energética o se condena al subdesarrollo a cientos de millones de personas por no poder acceder a ciertos niveles de industrialización. En el caso de las adopciones de niños por parte de parejas homosexuales, ¿acaso es mejor que se encuentren en centros de acogida que adoptados por una pareja de gays o lesbianas? Y sólo porque algunos psicólogos piensan que eso puede ser nocivo. Los centros de acogida ya lo son casi seguro. Demos la oportunidad a esos niños de criarse en un hogar en el que sean queridos y tratados como una persona, no como una estadística: el sexo y orientación sexual de los adoptantes es lo de menos.