Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

26 de Agosto 2004

Justicia, impuestos y revolución

En El Mundo:

Ratifican una condena a Jaime Peñafiel y Encarna Sánchez por criticar un canon de la SGAE

La Sala de lo Civil del Tribunal Supremo ha ratificado la sentencia de la Audiencia Provincial de Madrid que condenó a Jaime Peñafiel y Pilar Cebrián (heredera de Encarna Sánchez) por calificar como "impuesto revolucionario" el canon que la Sociedad General de Autores y Editores (SGAE) cobra a la hostelería por la utilización de radios y televisiones.
[...]
El Supremo afirma que tratándose, además, de un canon legalmente establecido y que corresponde cobrar a la SGAE, no es legítimo emplear expresiones "injuriosas o tendenciosas" respecto al mismo.

Pues para que te condenen ya lo dices todo y te quedas más a gusto: el canon es un ROBO LEGALIZADO, como todos los impuestos, con el agravante de que éste lo crean los políticos gracias a la maquinaria coactiva del estado, para que lo cobre una entidad privada para beneficio exclusivo de sus afiliados y entidades afines. Es un canon que viola la presunción de inocencia, y es un nuevo ejemplo de cómo los grupos de interés son capaces de manipular al gobierno (de cualquier color: el canon lo puso el estatista PP con el más que beneplácito del estatista PSOE) contra la opinión de la mayoría.

De acuerdo que las leyes no tienen por qué ser justas porque las defienda una mayoría, pero en este caso ni es justa, la mayoría está en contra, atenta contra un principio constitucional, y se trata de un impuestos confiscatorio, que ha llegado a duplicar el precio de ciertos productos. El día que tengamos un gobierno mínimamente liberal este canon tendría todos los números para ser eliminado al primer plumazo. No tardaremos, estamos en ello...