Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

12 de Junio 2004

Contra manipulación, privatización

Uno de los hechos más antiliberales del PP en sus ocho años de gobierno ha sido el no privatizar RTVE, y encima agrandar su tremendo déficit hasta situarlo por encima de los 6000 millones de euros. Ahí es nada.

Pero su torpeza se ha visto recompensada:

TVE convierte una entrevista electoral a Mayor Oreja en un interrogatorio partidista

Del sectarismo de la izquierda y su férreo control sobre los medios ya sabemos mucho. ¿Pero acaso pensaba el PP que se mantendría siempre en el poder, y por tanto controlando TVE?

Que los medios tengan tendencias políticas y manipulen no es nada nuevo. Casi fue más la prensa que el gobierno de los EEUU quienes declararon la guerra de 1898. Yo no veo ni por equivocación Canal+ ni Tele 5, y así no les doy el beneficio de mi audiencia. Pero con TVE, aunque tampoco la miro, les doy mi dinero. Mejor dicho, me lo quitan para dárselo a ellos.

De todas formas, lo que quería comentar era esta otra noticia:

Los asistentes al mitin del PP increpan a una periodista de TVE

Una periodista de TVE fue increpada y abucheada durante el mitin de cierre de campaña del PP por los más de 7.500 militantes y simpatizantes que asistieron al Palacio Municipal de Congresos de Madrid.

Al grito de "¡Televisión, manipulación!", el comportamiento de los asistentes llegó a perjudicar al secretario general del PP, Mariano Rajoy, que en ese momento intervenía desde el estrado coincidiendo con la conexión en directo del ente público para informar sobre la campaña electoral de los populares.

Yo les diría que les está bien empleado por no haberla privatizado cuando estaban a tiempo. Pero también quiero destacar el talante de los dirigentes del partido:

Uno de los dirigentes del PP de Madrid y responsable de organización en los mítines del partido, Alberto López Viejo, acudió rápidamente a defender a la trabajadora de TVE y a tratar de calmar a los asistentes.
[...]
Rajoy, que desde el estrado no veía lo que estaba pasando, se acercó al terminar el mitin a interesarse por lo sucedido y conversó durante unos minutos con la periodista, a la que pidió disculpas y explicó que su intención cuando anunció la entrada en directo en televisión era conseguir que el público se callara.

Me gustaría saber qué habría pasado si hubiese sido en un mitin de la Secta. Que por cierto, su rama mediática también recibió lo suyo:

también lanzaron gritos como "¡Grupo Prisa, España no se pisa!" contra los medios de comunicación de Jesús de Polanco.

Estos ya me dan algo menos de pena: cuando se tiene puño de acero no se puede tener mandíbula de cristal.