Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

11 de Junio 2004

En el aire (EMITIDO)

Esta mañana, de 9 a 10, hora peninsular, está previsto que intervenga en el programa La Gaveta, de MetropolisFM para exponer la opinión de Coalición Liberal sobre la Unión Europea. No sé si esta gente tiene emisión por internet, sorry, pero ya contaré qué tal.

La emisión

He entrado a eso de las 9'30, justo después del candidato del Partido Comunista de los Pueblos de España. He tenido tiempo de escuchar parte de su intervención: derechos sociales, el neoliberalismo que todo lo quiere privatizar, y lo que ya sabemos.

El locutor (cuyo nombre no recuerdo, lo sientoooo) me ha presentado como "una candidatura radicalmente opuesta". Muy cierto.

Lo primero que he destacado: que por primera vez en mucho tiempo en España volvía a haber una alternativa liberal que huía de la clásica distinción izquierda-derecha. Siguiendo la doctrina de Nasser (nuestro nº 3, no el egipcio), he mencionado el conservadurismo del PSOE (adopción por parte de matrimonios homosexuales, eutanasia, prohibicionismo en drogas), y el socialismo del PP (intervención estatal en la economía). El locutor ha estado de acuerdo en que efectivamente ambos partidos mayoritarios se confunden. Yo no lo diría así: lo que ocurre es que ninguno de los dos tiene una ideología clara, sobre todo en lo económico.

Pasando a temas europeos, he criticado la burocracia, las regulaciones y las subvenciones, atacando sin matices la PAC. He comentado los ejemplos de las subvenciones a las industrias azucareras o las vacas que viven con un dólar al día (como cientos de millones de personas en el mundo; admito que he dejado pasar la oportunidad de soltar una frase demagógica pero muy contundente: para un burócrata europeo vale lo mismo una vaca europea que un ser humano africano).

He hecho mucho hincapié en lo que es el liberalismo: libertad para el individuo, libertad con responsabilidad. El estado no tiene derecho a entremeterse en la vida de cada uno (por ejemplo, con quién se casa o deja de casar), y que la libertad económica es un uso de esa misma libertad (el derecho a elegir qué comprar, a quién, y a un precio pactado entre ambos).

Volviendo a las subvenciones, he dicho que no son más que quitarle dinero al ciudadano (mediante impuestos) para dárselo a los grupos de interés de los burócratas y políticos de turno; que contribuyen a la miseria en el tercer mundo al no tener salida su agricultura; y que nos perjudica a nosotros al tener en nuestros mercados productos artificialmente caros.

El locutor ha comentado nuestra campaña por internet, donde al parecer estamos haciendo bastante ruido, y ha preguntado sobre si esta candidatura era un hecho coyuntural o un primer paso a algo más. Ya le había dicho que íbamos de la mano del ELDR, tercer grupo del parlamento europeo, y que esto sólo era el primer paso para que en España vuelva a haber una alternativa liberal. Nosotros no estamos en el eje clásico izquierda-derecha. Nuestra opción es la libertad del individuo frente a la coacción estatal. Espero que el mensaje ha sido comprendido. Ya tengo curiosidad por ver nuestros resultados en Canarias...