Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

5 de Junio 2004

Por qué a veces cuesta explicar el liberalismo

Porque hay demasidos que se han apropiado de la palabra "liberal", y cuesta desmarcarse de ellos. Lo último que he leido me ha llevado directamente al ataque de risa. Se trata del panfleto electoral de Unió Mallorquina, partido regionalista, intervencionista, donde el culto a la (enorme) personalidad de su presidenta está por encima de todo. UM es un proyecto que sin María Antonia Munar terminará colapsándose. Pero mientras, maneja como títeres a izquierdas y derechas para sacar provecho personal. Y encima se ponen la etiqueta de "liberal".

Así se presentan a las elecciones europeas, en palabras de su presidenta:

Unió Mallorquina, el partido que presido, cree en una EUROPA DE VALORES, más allá de un espacio de desarrollo económico y social, apostando por el reconocimiento de la pluralidad, la apertura al diálogo, el consenso y el acuerdo.

Los valores no pertenecen a la tierra, sino a las personas que la pisan. ¿O es que pretenden uniformizar los valores por decreto?

Unió Mallorquina es un partido LIBERAL, como son muchos de los partidos de gobierno europeos.

Y como también los hay socialdemócratas, y democristianos, y ... Esto no me dice nada. Me dice más su oposicón a la libertad de horarios comerciales, su defensa de las subvenciones a determinados grupos económicos o su agobiante deseo de influencia en asuntos como cultura, juventud, servicios sociales, etc.

Unió Mallorquina es un partido NACIONALISTA que quiere que los mallorquines, hayan nacido donde hayan nacido, tengan bienestar y calidad de vida.

Ahora resulta que los mallorquines somos tan chulos como los de Bilbao, que nacen donde les da la gana (con todos los respetos para los bilbainos). ¿Son mallorquines quienes viven y trabajan en Mallorca? ¿O se refiere también a los nacidos aquí que han emigrado? ¿Llevará el bienestar y la calidad de vida a los hijos de inmigrantes en Argentina, Uruguay, Cuba...? Sra. Munar, para desear el bienestar y la calidad de vida de la ciudadanía no hace falta ser nacionalista. ¿O es que contrapone ese deseo a que los no mallorquines no tengan tanto bienestar ni calidad de vida? Precisamente el nacionalismo trae lo contrario: autarquía, fronteras blindadas, intervencionismo económico, social y cultural. El único camino hacia la prosperidad de todos es la globalización, que es justo lo contrario del nacionalismo. Tal vez lo que nos propone UM es llevar este modelo a la UE. Ays, calla, que es lo que ya tenemos: PAC, aranceles y cuotas, dirigismo cultural (subvencionado, cómo no), igualitarismo y tolerancia forzosa con todos (incluso con los intolerantes que nos quitarían la poca libertad que nos queda).

Lo que hay que leer, por favor...