Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

19 de Mayo 2004

Pueblos privados: ejemplo de aciertos y errores

Hace varias semanas escribí dos posts (este y este) sobre cómo podría privatizarse todo un pueblo o ciudad. Hace unos días apareció en el Ideal de Granada esta noticia:

IU augura graves pérdidas en el pueblo [Santa Fé] con el proyecto del complejo de lujo

Como todo lo que critique IU, esto llamó mi atención.

Resumiendo el asunto, se va a construir una urbanización de 750 viviendas, un campo de golf, un centro comercial y un colegio de infantil y primaria, y un casino. La constructora también comunicará la urbanización con el aeropuerto.

Las quejas de IU van por varios lados. Por una parte está el habitual conchaveo con los terrenos y las recalificaciones:

el Ayuntamiento [...] obtendría el 10% del total del terreno que se traduce en 2.400.00 euros que la inmobiliaria paga como si fueran a edificarse viviendas de protección oficial cuando en realidad se construirán casas de lujo. Con todo, Fadesa se reserva un 15% más del terreno para aumentar la finca en el futuro. Aunque ese terreno esté recalificado, los agricultores que tienen tierras alrededor no tienen derecho a recalificarla porque la inmobiliaria tiene la exclusividad

Solución: que los ayuntamientos no tengan capacidad de decidir qué es urbanizable y qué no. Si las constructoras no tuviesen que pagar estos sobornos medio legales, este tipo de residencias serían accesibles a todo el mundo, y no solo a la gente adinerada.

También critican que se trata de equipamientos de lujo a los que sólo podrán acceder los habitantes del complejo residencial. La verdad, no creo que si un santaferino paga su entrada en el golf o el casino se la nieguen.

También se quejan de que el hotel será de una gran cadena (¿y? ¿significa eso que seguroseguroseguro que no contratarán a gente del pueblo?), y que las tiendas serán franquicias que perjudicarán al comercio local. Oiga, lo perjudicarán si ofrecen mejores productos a mejores precios, y en cualquier caso, serán los consumidores quienes elijan quién triunfa. A lo mejor la gente sigue comprando en el pueblo, y van los de la capital al centro comercial, y luego se acercan al pueblo a comer o cenar. Yo lo haría...

Paradójicamente, dicen que

las comunicaciones entre el residencial y Santa Fe, es correcto decir que, son prácticamente nulas ya que sólo hay un camino de piedras, que la inmobiliaria no arreglará ya que sólo se encargará de la carretera que llega hasta el aeropuerto, de lo que se deduce que los beneficiarios serán en su mayoría foráneos.

¿Cómo quedamos? ¿O no podrán acercarse los santaferinos, o sí podrán hacerlo para perjudicar a su comercio local? Ayayay esta izquierda...

Donde sí les doy la razón es en el tema de las aguas residuales:

La empresa no se encarga de construir una depuradora, labor que deja al Ayuntamiento. Mientras, los desagües irán pararán en la acequia de la Cava, que desemboca directamente en el río Genil, lugar ya colapsado.

Si la acequia de la Cava o el Genil fuesen privados, su dueño podría decir "usted en mi acequia/rio no echa ni una gota de agua sucia, me la manda depurada". Y a la constructora no le quedaría más remedio que hacer la depuradora, y que no apeste, o se va a comer las viviendas de lujo (ya sabemos que los ricos son muy exquisitos incluso con el olfato).

Resumiendo, tenemos un ejemplo de que unos terrenos posiblemente poco productivos (como la agricultura española en general) pueden ser fuente de negocio mediante un campo de golf y un complejo comercial y recreativo. El complejo comercial estimula la competencia al ofrecer más productos a sus clientes potenciales. La empresa encargada de construir la urbanización se encarga además de construir los accesos, y también se encargaría del saneamiento si no fuese porque sabe que lo hará una institución pública, o que puede echar la mierda al rio de todos (que como no es de todos no es de nadie).

Por cierto: me encanta cómo manejan las cifras los políticos. Decir que se perderán 1.500.000 metros de dehesas, ¿a que suena a catástrofe ecológica? Y no son más que 1'5 Km2...