Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

18 de Mayo 2004

Esquizofrenia periodística

En El Mundo de ayer leo la siguiente noticia:

La explosión de un obús con gas sarín alcanza a dos soldados de EEUU

después de verla por primera vez en Iraq The Model, y haberla ampliado en Fox News, que hoy confirma de nuevo la presencia de este gas.

El artículo expone los hechos:

Un obús de 155 milímetros hallado por soldados de Estados Unidos explotó liberando una pequeña cantidad de gas sarín. Según el general Mark Kimmitt, dos zapadores han tenido que ser tratados tras resultar expuestos al gas nervioso. El general no precisó el lugar ni la fecha del atentado.

Se equivoca en otros:

Se trata de la primera vez que el Ejército de EEUU anuncia el descubrimiento de sustancias químicas en Irak desde la guerra y la posterior invasión del país árabe en marzo del año pasado.

No es la primera vez: pocos días antes hubo un incidente similar, con gas mostaza (historia en Fox News).

Pero la guinda es el último párrafo:

Estados Unidos invadió Irak el año pasado tras acusar al presidente Sadam Husein de haber desarrollado armas qumíicas, biológicas y nucleares, que las tropas de la coalición no han encontrado. Su inexistencia ha generado fuertes críticas contra Estados Unidos y Gran Bretaña, el aliado más cercano de Washington en la guerra.

¿Eh? ¿Ha sufrido un cambio de personalidad el firmante del artículo, un tal señor "Agencias"? (lástima que no se especifique qué agencia). El memo autor de esta nota escribe que estalla un artefacto que contiene gas sarín, y dice que las tropas no han encontrado armas químicas. Coño, ¿qué más quiere, si les ha explotado una en los morros? Y lo que se irá descubriendo con el tiempo: esto es por fin la punta del iceberg de las armas ocultas de Saddam, y la complicidad de la prensa internacional con el régimen genocida. Saddam no debería ser el único en sentarse en el banquillo de los acusados. Hay muchos cómplices, colaboradores y encubridores que pueden hacerle compañía.