Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

20 de Abril 2004

Los límites de la tolerancia

Se puede pensar que hay que ser tolerante con todo y con todos, pero hay algunos límites, y cosas que son sencillamente intolerables, como esta noticia servida por Europa Press:

Los talibán amenazan de muerte a las mujeres que participen en las elecciones en Afganistán
[...]
"Las mujeres en particular deberán hacer frente a la pena de muerte si van a votar y se registran en las listas electorales"
[...]
Desde hace varios meses, los talibán, presentes en el cinturón pashtún del sur y el sureste del país, donde mantienen una fuerte inseguridad, han amenazado d forma reiterada a los afganos que tomen parte en los comicios o se inscriban en las listas electorales.

Esto tiene un nombre: fascismo, y de la peor especie (si es que hay algún fascismo poco malo). Como los fascistas de los años 40, buscan el exterminio físico del rival, del disidente. Pocas diferencias hay entre estos tios y el Hitler que ordenó la noche de los cuchillos largos.

Pero no hay que perder de vista que a los amigos de los talibanes los tenemos en la cocina, como cuenta El Mundo:

Los presuntos terroristas detenidos ayer en Inglaterra planeaban inmolarse en un estadio de fútbol
[...]
Según The Sun, que cita una fuente policial anónima, los presuntos terroristas habían comprado localidades situadas en diferentes gradas del estadio de Old Trafford -con capacidad para 67.000 espectadores- para el partido del sábado entre el manchester United y el Liverpool.

Pero que nadie se equivoque, que los paises "de las Azores" no son el único blanco, como se lee en esta noticia que aparece en el diario mexicano La Crónica:

Frustran atentado terrorista planeado contra una discoteca en Alemania

No nos equivoquemos, nadie en el mundo libre está a salvo del terrorismo, y menos haciéndoles concesiones.