Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

2 de Abril 2004

Aviones SP

Mañana me voy de viaje de trabajo a Menorca, y aprovecho la coyuntura (!?) para quedarme el fin de semana en casa de mi primo. Relax, dormir hasta las tantas y buena comida. Un fin de semana perfecto.

De paso, me permito una reflexión sobre los vuelos, y su declaración hace unos meses como de "servicio público". Hasta antes de esa declaración (perseguida por el anterior pacto de izquierdas, y finalmente hecha realidad con el actual gobierno del PP), los viajes de ida y vuelta desde Palma hasta Menorca e Ibiza costaban 126€ (con descuento de residente del 33%). Se trataba de la tarifa completa, sin restricciones. ¿En qué ha cambiado la situación desde que los vuelos son un servicio público?

La tarifa máxima ha quedado fijada de tal manera que ida y vuelta, sin restricciones y con el descuento, queda en 100€. Fantástico, ¿no? Un 20% de rebaja. Pues nada más lejos. Antes al menos había las "minis", ofertas, tarifas con restricciones, etc., y podías irte de viaje, ida y vuelta, por unos 50€, a veces incluso menos. Ahora, todos iguales.

La mayoría de pasajeros que pagaban la tarifa completa eran empresarios o gente en viaje de trabajo. Y la verdad, para las empresas cambia poco que un viaje le cueste 100 ó 126€. La diferencia nos la comemos en las dietas (yo antes no solía pedir vino y ahora sí).

Pero para un particular que se va un fin de semana a ver a la familia, o la familia que se van de vacaciones, o el grupito de amigos que se va a las fiestas de Ciudadela o a las discotecas de Ibiza, pues sí se nota dejarte 50 ó 100€ antes de ver el avión.

Otra consecuencia fue la salida de AeBal (Spanair) del mercado interislas. Sus rectores les salen demasiado caros con esas tarifas. AirEuropa ya se había salido (aunque con excusas poco claras) en noviembre de 2001. Así, se ha quedado Air Nostrum con el casi monopolio de hecho. A veces puedes encontrar ofertas de AirBerlin, Condor o Lufthansa, sobre todo para enlazar con Ibiza.

Pero la cosa resulta más absurda cuando empiezan las comparaciones: viajes a Londres por 30€ el trayecto, ir y volver de Madrid por 57€, o por 130 con uno de los trayectos en business.

En resumen, otro ejemplo de lo que ocurre cuando los políticos meten las pezuñas en los mercados. Por mucho que lloren algunos, por favor, que no nos toquen los vuelos con la Península.