Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

23 de Febrero 2004

Guerras olvidadas

En estos tiempos en que parece que en el mundo sólo hay una guerra, hoy es una fecha para recordar una de esas "guerras olvidadas": Chechenia.
El 23 de febrero de 1944 Stalin ordenó la deportación masiva de los chechenos (entonces, 400.000 personas), acusados de colaborar con el ejército alemán. Sólo se trató de un nuevo castigo para este pueblo, sometido por los rusos desde finales del siglo XVIII, en plena expansión del cristianismo ortodoxo.

La caida de la URSS supuso el resurgir de las ansias de independencia sofocadas durante décadas en toda la federación, y en particular en Chechenia, que proclamó su independencia en 1991. La respuesta rusa se produce de forma brutal en 1994. En 1996 se firma una frágil paz, que es rota de nuevo por los rusos en 1999. Desde entonces, se produce en esa región un vergonzoso genocidio en el que ha muerto más del 10% de la población chechena (podría ser incluso el 15 ó el 20%), con la anuencia de la comunidad internacional.

Detrás de excusas de mantenimiento de la unidad nacional se esconde el interés por controlar los oleoductos que atraviesan la región. Así, con total impunidad por parte del gobierno ruso, sin la menor crítica de los contrarios a la "guerra por petróleo" de Irak, se está llevando a cabo un "genocidio por petróleo" mediante asesinatos, secuestros, torturas y violaciones contra personas inocentes por el simple hecho de pertenecer a una etnia concreta y profesar cierta religión.

Para llamar la atención sobre este olvidado conflicto, el eurodiputado Olivier Dupuis se encuentra en huelga de hambre desde el 18 de enero. Si quieres dar tu apoyo a la campaña por la paz en Chechenia y el establecimiento de una administración provisional de la ONU, puedes seguir el enlace en el margen de esta página.