Sandwiches en la Torre de la Vela

Asociacionismo, libertad y comida rápida, por Jahd

9 de Marzo 2004

En el Instituto Cato lo siguen bordando

Hace unos días ya puse un post sobre la deslocalización empresarial, y sus efectos en la economía deslocalizada y en la receptora de la producción. Carlos Ball, del Instituto Cato, le da otra vuelta de tuerca al asunto:


El gran debate en estos días tiene que ver con la “exportación de puestos de trabajo”. Se acusa a empresas de Estados Unidos de aprovechar los sueldos más bajos en América Latina, China y la India, razón por la cual despiden a empleados norteamericanos y subcontratan trabajos en el extranjero.
[...]
John Kerry, el senador de Massachusetts que probablemente será el candidato presidencial del Partido Demócrata, acusa a empresarios de traición a la patria. Kerry anunció que de ser electo presidente ordenará “una inmediata revisión, en 120 días, de todos los acuerdos comerciales vigentes para asegurarse que nuestros socios comerciales están cumpliendo con sus obligaciones laborales y del medio ambiente”. [...] Pero si Kerry cumple lo que ofrece y logra imponer aumentos de 2 o 3 dólares en los salarios del Tercer Mundo podría causar más muertes y más miseria que la Segunda Guerra Mundial. Y hasta ahora el senador Kerry no ha explicado por qué la empresa H. J. Heinz, de la cual su esposa y él son grandes accionistas, tiene 57 fábricas fuera de EEUU y sólo 22 en el país.

A esto podemos unir un artículo de Walter Williams que explica con claridad meridiana como las víctimas últimas del proteccionismo somos los consumidores y contribuyentes. Es muy cortito y clarificador. Y he puesto el enlace a la traducción en castellano (para que esas que tienen problemas con el inglés no se me quejen ;-) ).